Una excelente manera de tratar el cabello debilitado es el tratamiento conocido por Carboxiterapia, el cual oxigena el tejido con el fin de revitalizar el cabello dando un aspecto más vivo y fuerte.

La tecnología propietaria de Terapia Láser de Baja Intensidad TLBI de iGrow® utiliza una combinación de láser rojo y diodos de luz LED altamente efectiva, para estimular y potenciar la actividad celular, causando una mejora significativa en la función natural del folículo capilar. 

Está indicada en la Alopecia, que es una caída temporal o definitiva del pelo, que no tiene que ver con la caída fisiológica del mismo, que es habitual y cíclica. La alopecia se puede paliar gracias a diferentes técnicas. Entre ellas la Mesoterapia capilar.

El método FUE, consiste en extraer los pelos o grupos de pelo, de uno en uno, con lo cual no hay presencia de cicatriz. El resultado definitivo de este tratamiento es a largo plazo, al año o año y medio.

El trasplante capilar es la solución más eficaz contra la calvicie. La técnica FUSS o FUT (Follicular Unit Transplantation) o técnica de extracción de tira es un procedimiento quirúrgico poco invasivo que se realiza bajo anestesia local y que puede cubrir áreas amplias con resultados naturales.

La Micronutrición se centra en el estudio del impacto de los micronutrientes, tales como vitaminas, minerales, oligoelementos, ácidos grasos esenciales, en la salud, evalúa las carencias de los mismos y busca las maneras de optimizar el estado micronutricional del paciente.

El plasma enriquecido con plaquetas o PRP para tratar la caída del pelo es uno de los tratamientos con más presente y futuro en la medicina capilar debido a su eficacia terapéutica en la regeneración celular otorgando resistencia, fuerza y grueso al cabello.