La piel de la zona facial es una de las localizaciones más frecuentes donde pueden desarrollarse tumores cutáneos y, por suerte, en la mayoría de los casos son de carácter benigno. En nuestra clínica ofrecemos diversos tratamientos para tratar este problema.

Técnica basada en la utilización de depósitos de grasa localizada del propio paciente en otras partes del cuerpo con fines reconstructivos y estéticos.

Gran parte de las cicatrices que tenemos en nuestros cuerpos son provocadas, fundamentalmente, por operaciones quirúrgicas, cirugías, traumatismos o accidentes. En ocasiones, estas cicatrices se encuentran en lugares visibles en el día a día que resultan antiestéticas para el paciente las cuales pueden ser fácilmente tratadas en nuestra clínica.