Lifting Facial

Con el Lifting Facial se pretende corregir los descolgamientos que se producen en la cara con el paso de los años.

 

Básicamente es la pérdida de tono y grasas de los músculos, lo que se refleja en una modificación de los volúmenes que a su vez ocasionan un cambio en las formas del rostro. Como su propio nombre indica, esta técnica quirúrgica persigue recolocar los elementos faciales en su situación original, reposicionando pómulos, cejas y óvalo de la cara.

 

Tras la intervención se notará una leve hinchazón pero no sentirá ningún dolor. A los siete días se le retiran los puntos al paciente y puede retomar su vida social de manera normal transcurridos de 7 a 10 días. El resultado será óptimo unos pocos meses después, cuando todos los fenómenos inflamatorios han desaparecido.

 

Cabe destacar que la duración de los resultados de este tratamiento se extienden por un periodo aproximado de 15 años.