Injerto Graso

Técnica basada en la utilización de depósitos de grasa localizada del propio paciente en otras partes del cuerpo con fines reconstructivos y estéticos.

Esencialmente consiste en hacer una liposucción de una zona con exceso de grasa e introducir la misma grasa procesada en zonas con falta de volumen. La técnica y los instrumentos utilizados en nuestra clínica son de última generación, los cuales pueden producir cambios mucho más profesionales. Cánulas finísimas, un cuidado proceso de aspiración y preparación de la propia grasa y una delicada técnica de injerto permiten un aumento de volumen con una predictibilidad sin precedentes en diferentes zonas:

Pechos: Injertamos grasa en la mama procedente de zonas donde existe exceso. Se consolida como otra opción de aumento mamario.
Facial: Rellenos de grasa propia con finas cánulas: áreas preferentes de relleno con injerto graso en el rostro son el entrecejo, el párpado superior, el párpado inferior, las cejas, la frente, los pómulos, la línea mandibular.

Cabe destacar las ventajas de este tratamiento:

  • No es posible el rechazo inmunológico pues es un injerto del propio paciente.
  • Se aplican fragmentos grasos de distintos tamaños según la zona a corregir.
  • Sin infección o encapsulamiento.
  • Contiene células madre.
  • En la mayoría de los casos las cicatrices son prácticamente imperceptibles.