Resurfacing

Defectos cutáneos, tales como las arrugas, cicatrices de acné, piel deteriorada por la edad y de la piel dañada por el sol pueden ser corregidos mediante esta técnica, con la cual conseguimos crear una nueva superficie de la piel. Este procedimiento es la base para la cirugía de rejuvenecimiento facial.

Mediante la utilización del láser se es capaz de eliminar la capa de células deseada y las arrugas literalmente desaparecen, siendo reemplazadas estas células por otras nuevas células de la piel y provocando un aumento y organización del colágeno de la nueva piel dando un aspecto más juvenil, más luminoso, con una piel más tersa y de mayor elasticidad debido a la formación de nuevo colágeno en la dermis. Esta técnica se realiza en nuestra clínica y con anestesia local. Esta es una técnica que en nuestra clínica recomendamos para pacientes de mediana edad que desean frenar los primeros signos del envejecimiento.

Las condiciones que pueden ser tratadas mediante esta técnica son:

  • Borrar líneas finas y arrugas faciales.
  • Mejorar las patas de gallo alrededor de los ojos.
  • Suavizar y tensar la piel de los párpados.
  • Suavizar notablemente las líneas de expresión.
  • Eliminar las manchas y el color desigual de la piel.
  • Mejorar y aplanar las cicatrices.
  • Reparar las líneas en el labio superior.

La vuelta del paciente al domicilio es inmediata. Los resultados son prácticamente inmediatos y con el paso de los meses el efecto tensor del nuevo colágeno sobre la piel va en aumento. Este es un tratamiento seguro, no dando lugar a riesgo de lesión del nervio facial.

El tratamiento con láser puede repetirse al cabo del tiempo sin aumentar el riesgo.