Circuncisión

Esta técnica se viene realizando desde hace tiempo con fines preventivos de diversas enfermedades.

Debido a que es una intervención dolorosa para el paciente esta la realizan nuestros médicos bajo anestesia local, no suele tener complicaciones asociadas, aunque en ocasiones se puede producir inflamación, hemorragia, ulceración del orificio del meato urinario, retención de orina transitoria o infección.

Los beneficios médicos de realizar este tratamiento son:
   - El pene tiene una mayor higiene como consecuencia de suprimirse el prepucio.
   - Se previenen las infecciones el tracto urinario.
   - Evita la posibilidad de sufrir algunas de las patologías más comunes del pene como puede ser la fimosis, la parafimosis o la balanitis.
   - En un bajo porcentaje permite prevenir un contagio del VIH.

Los beneficios sexuales, que no son menos importantes, son los siguientes:
   - Con el paso de unos meses el pene tiende a crecer al verse liberado del frenillo.
   - Se produce un incremento del rendimiento sexual debido a que se produce un retraso en la eyaculación.
   - El grosor del glande incrementa su tamaño al liberarse de la presión que le ejercía el prepucio.