Plastia de Cicatriz

Gran parte de las cicatrices que tenemos en nuestros cuerpos son provocadas, fundamentalmente, por operaciones quirúrgicas, cirugías, traumatismos o accidentes. En ocasiones, estas cicatrices se encuentran en lugares visibles en el día a día que resultan antiestéticas para el paciente las cuales pueden ser fácilmente tratadas en nuestra clínica.

En la Clínica CIDME contamos con médicos estéticos que realizan este tratamiento con distintos tipos de láser para lograr el efecto deseado mediante tratamientos personalizados. En la mayoría de los tratamientos el tiempo de recuperación es mínimo ofreciendo un resultado inmejorable con el menor perjuicio para el paciente.

Existen dos maneras de afrontar este tratamiento, en el primer caso, puede estar indicado actuar precozmente sobre la cicatriz a objeto de preservar la función que la cicatriz ha afectado. En el segundo, siempre es aconsejable esperar a que haya transcurrido el tiempo necesario para la maduración cicatricial, que nunca suele ser menor de seis meses, y permite entonces realizar una evaluación correcta de las auténticas secuelas estéticas producidas por la cicatriz y de la posibilidad de obtener una mejoría real mediante un procedimiento quirúrgico.

Este tratamiento se realiza con anestesia local en algunos casos, como en cicatrices pequeñas, y en otros casos se realiza con anestesia local y sedación o con anestesia general. El tiempo de recuperación puede variar de unos días en intervenciones más complicadas a 24 horas en intervenciones más simples.