Esclerosis vascular, Química y Láser

Las varices no están ligadas a la casualidad. Estas antiestéticas venas, que aparecen sobre todo en las mujeres, son el resultado de una serie de factores. Su tratamiento avanza constantemente, con nuevas técnicas esclerosantes, microcirugía, radiofrecuencia o láser.

Nuestro equipo médico realiza, en una primera consulta, una primera fase clínica que consiste en maniobras de exploración y un diagnóstico con el doppler y el ecodoppler color (estudios ecográficos) imprescindible tanto para emitir un diagnóstico, como para plantear un tratamiento y controlar los resultados y la evolución.

Los tratamientos ofrecidos por la clínica CIDME son los siguientes:

  • Escleroterapia: Es un tratamiento eficaz, seguro, contrastado hace décadas y poco doloroso.
  • Láser: El tratamiento con láser está indicado en la resolución de pequeños vasos y arañas vasculares.
  • Técnicas Combinadas: La combinación de las dos anteriores y en otras ocasiones, los médicos deben optar por la cirugía.

Nuestro equipo médico aconseja una serie de cuidados después del tratamiento, así después de la microesclerosis o láser se utiliza una media compresiva durante unos días o un apósito compresivo de algodón durante unas horas. Se puede hacer vida normal sin ejercicios fuertes y deben evitarse largos viajes en avión u otro medio de transporte en las 48 horas siguientes. No se puede tomar el sol ni rayos UVA en los 15 días que siguen (no se recomienda en verano). Hay que dejar un intervalo de 15 días a un mes entre sesiones (se realiza una sesión en una pierna por semana) para valorar posibles reacciones adversas como las alergias.