Cavitación y Radiofrecuencia

Una de las maneras más rápidas para poder reducir esos centímetros de más o esa celulitis, por ejemplo, es mediante el tratamiento de Cavitación y Radiofrecuencia, tratamiento no invasivo, eficaz y de larga duración.

El tratamiento de Cavitación, o ultrasonidos, es la emisión de ondas sobre la zona a tratar que provocan una reducción inmediata del volumen con pérdida de centímetros, ya que provoca la destrucción de la célula adiposa. Nuestro equipo médico aconseja este tratamiento para los siguientes casos: 

Adiposidad localizada.

  • Obesidad.
  • Celulitis.
  • Celulitis fibrosa.
  • Celulitis nodular.

La duración de la sesión de Cavitación es de aproximadamente 30 minutos, dichas sesiones serán una o dos a la semana, con un máximo de 10 sesiones según los casos a tratar.

El tratamiento de Radiofrecuencia presenta una forma no invasiva, eficaz y de larga duración, para reducir el aspecto de la celulitis, ya que puede cambiar la forma de las células grasas y retraer y remodelar el tejido conjuntivo que produce este problema. Los casos para los que está indicado este tratamiento son:

  • Adiposidad Localizada.
  • Celulitis.
  • Flacidez.

Durante el tratamiento, el médico aplicará la punta de tratamiento sobre su piel calentando con precisión la capa profunda de la piel (dermis), mientras la capa exterior (epidermis) permanece continuamente refrigerada. Dependiendo del tamaño del área tratada, el tratamiento puede durar de 20 a 50 minutos. Se verá una mejoría gradual. Tras el tratamiento el paciente puede realizar sus actividades diarias normales. En ocasiones se puede apreciar un leve enrojecimiento temporal, que desaparecería en menos de 24 horas.