El Láser del futuro ha llegado a Clínica Cidme

La última novedad para realizar tratamientos no invasivos contra las manchas solares, cicatrices, eliminación de tatuajes, asi como lesiones vasculares e incluso mejorar la textura de la piel envejecida son los novedosos láseres que disponemos en nuestra clínica.

Láser Q-Switched:

Trata las manchas solares (lentigos) originados por él foto envejecimiento, que pueden remitir con sólo una sesión. Permite, además, eliminar tatuajes, en cuyo caso se requiere mayor número de sesiones, recomendando distribuirlas entre 6 y 8 semanas. Los precios por sesión varían entre dependiendo de la extensión de las manchas y el tamaño del tatuaje.

Láser de colorante pulsado:

Para el tratamiento de lesiones vasculares (arañas, rosácea o cuperosis), nos permite destruir de forma selectiva determinados vasos sanguíneos. Normalmente son necesarias dos o tres sesiones.

Láseres fraccionales:

Son una de las nuevas tecnologías que permiten mejorar la textura de la piel envejecida y corregir cicatrices de acné al incrementar la producción de colágeno, con una recuperación mucho más rápida que con otros láseres más invasivos, permitiendo que el paciente continúe con su rutina diaria. El tratamiento completo suele ser entre 4 o 5 sesiones según la extensión de la zona a tratar.

Luz Pulsada Intensa:

Los nuevos dispositivos de IPL nos permiten corregir tanto las lesiones pigmentadas como las lesiones vasculares propias del fotoenvejecimiento, aportar luminosidad y unificar el tono de la piel. Se recomiendan entre 3 y 5 sesiones con 3 semanas de intervalo y los resultados se perciben a partir de la segunda sesión.