Peeling Químico

Marcas de acné, manchas en la piel o incluso pequeñas arrugas pueden ser eliminadas gracias al tratamiento por Peeling Químico realizado en la clínica CIDME. Es también el tratamiento ideal para combatir los problemas comunes a las pieles grasas.

Los tratamientos de peeling químicos persiguen producir la renovación de la superficie cutánea hasta un determinado nivel de profundidad mediante la aplicación de sustancias que producen una afectación química de la piel hasta distinto nivel. Este tratamiento consiste es una exfoliación que consiste en aplicar una sustancia química corrosiva sobre la piel para obtener una destrucción limitada y controlada de la epidermis y de la dermis e inducir la regeneración de las capas destruidas y estimular las capas subyacentes. Las arrugas pueden quedar eliminadas en su totalidad siempre que no afecten más allá de la dermis media, de ser as habría de tenerse en cuenta otros tratamientos que realizamos en nuestra clínica.

El resultado es una piel más luminosa, más joven, más limpia, uniforme, compacta y elástica. Cabe mencionar que es obligatorio el uso de Protección Solar de, como mínimo, factor SPF+50 durante el mes posterior al tratamiento y procurar no exponer demasiado la zona tratada.

El tratamiento terminará de exfoliar la zona tratada en aproximadamente una semana. Generalmente la mejoría se nota tras varias sesiones y puede durar varios meses, dependiendo del tipo de piel y tratamiento elegido. Se recomienda repetir varias sesiones para optimizar los resultados deseados.