Mesoterapia

Mejorar la calidad de la piel de manera natural y no invasiva, hidratándola desde la primera sesión es posible con nuestro tratamiento a base de vitaminas que estimulan la creación de colágeno. El resultado es una piel tersa y saludable.

En CIDME apostamos por la Mesoterapia como uno de los tratamientos más exitosos para recuperar el aspecto joven y saludable de la piel. 

El tratamiento consiste en la aplicación de una serie de pequeños pinchazos superficiales en la zona designada, de manera casi indolora, cada 30 días durante un periodo de 3 o 4 meses, dependiendo del estado de la piel a tratar, cada sesión tiene una duración aproximada de 30 minutos. Aunque desde la primera aplicación ya se notarán los efectos, el efecto llega a su punto álgido a partir de varios días, ya que este compuesto es de lenta absorción.

Este tratamiento está indicado en los siguientes casos:

  • Pieles apagadas y con falta de vida.
  • Falta de Hidratación, lo que conlleva descolgamiento y falta de elasticidad en la piel.
  • Pequeñas arrugas superficiales.
  • Prevención de aparición de arrugas.

Como resumen, la Mesoterapia facial es una gran medida a la hora de lucir una piel rotunda e hidratada desde el interior en épocas en que necesitéis un resultado extra debido a causas como fatiga, piel apagada, pérdida de textura o deshidratación.