Plasma Rico en Plaquetas

Cicatrices de acné, arrugas finas y pliegues poco pronunciados, entre otras, pueden ser tratados de manera fiable y segura con nuestro tratamiento PRP (Plasma Rico en Plaquetas), un tratamiento duradero que obtendrá el efecto que está buscando.

El Plasma Rico en Plaquetas (PRP) es un producto derivado de la sangre del propio paciente que tiene una concentración de plaquetas, y otros elementos bioactivos plasmáticos, por encima de los valores normales. Las plaquetas liberan los factores de crecimiento (FC), que son los principios activos naturales responsables de la reparación y regeneración celular.

Este tratamiento consiste en extraer sangre al paciente, someterla a un proceso especial de centrifugación para obtener plasma y volverla a aplicar en su rostro en forma de micro inyecciones, aplicación tópica, o en forma de gel. Médicos experimentados, realizan este tratamiento con dispositivos médicos, certificados, especializados y con total garantía de calidad (marcado CE). La duración del proceso es aproximadamente de 20 min.

El protocolo del tratamiento es aplicar tres sesiones seguidas, separadas por un mes, y a continuación se realizan dos sesiones al año de mantenimiento. A veces, nuestro equipo médico puede sugerir que lo combinemos con vitaminas o ácido Hialurónico con el fin de mejorar el tono, la textura y la tersura de la piel. El resultado obtenido es de un aspecto natural y sin cambios en la expresión, obteniendo luminosidad, hidratación y elasticidad, aliviando los signos del envejecimiento tales como arrugas, manchas en la piel, etc. Aconsejamos mantener un estilo de vida equilibrado durante el tratamiento, ya que es muy importante para conseguir los efectos deseados. El PRP es 100% del propio paciente: sin contagio de enfermedades, sin alergias y sin rechazos.

En nuestra clínica todos los dispositivos utilizados son cerrados, estériles y de un solo uso como marcan las normativas vigentes en este aspecto.

PRGF de BTI (Biotechnology Institute) es un sistema patentado y único que posee todos los certificados sanitarios necesarios a nivel internacional, lo que lo sitúa como la técnica más segura y de mayor calidad del mercado en la actualidad. El tratamiento se realiza en la consulta, sin necesidad de quirófano, siempre cumpliendo las condiciones de seguridad Impuestas por la Agencia Española del Medicamento (AEMPS).