Medicina Estética Oncológica

¿Qué papel puede tener la Medicina Estética?

La medicina estética puede tener un papel complementario en la prevención de nuevas neoplasias, promoviendo recomendaciones higiénico dietéticas como llevar una dieta sana y equilibrada, controlar el consumo de las grasas, realizar ejercicio físico adecuado a sus capacidades, evitar el alcohol, el tabaco y la exposición solar prolongada y utilizar fotoprotectores adecuados para su vida diaria.

Al realizar el historial clínico, en ocasiones podemos identificar algún síntoma o encontrar algún signo que en la exploración nos hagan sospechar de un cáncer. De esta manera podemos hacer un diagnóstico precoz y enviar al paciente al oncólogo para que confirme el diagnóstico y realice el tratamiento adecuado.

¿Qué puede hacer la Medicina Estética tras el tratamiento oncológico?

Cuando la enfermedad ya ha sido tratada y se ha asegurado la supervivencia del paciente, el médico estético puede ayudar a mejorar la calidad de vida y minimizar las secuelas del tratamiento oncológico en:

  • Reforzar la idea de modificar cambios de hábitos higiénico-dietéticos.
  • Actuar sobre la caída del cabello o alopecia y mejorar el estado de la piel y las uñas.
  • Realizar, si es necesario, micropigmentación para perfilar cejas y también para definir el complejo areola-pezón.
  • Borrar tatuajes y minimizar cicatrices cuando la piel está totalmente recuperada.

Por otra parte, uno de los efectos secundarios más comunes es la aparición de linfedema, sobre todo en pacientes tratadas con cáncer de mama. El tratamiento de este problema es necesario que sea realizado por terapeutas que valoren cual es el tratamiento más adecuado para cada caso, como pueden ser el drenaje linfático manual, presoterapia, vendajes, hidroterapia, etc.

Al terminar el tratamiento oncológico, es el momento de ayudar a mejorar la calidad de vida de los pacientes mejorando su imagen corporal. Partiendo de las necesidades y expectativas de cada caso y contando con el consejo del oncólogo, se pueden aplicar técnicas conocidas en Medicina Estética, como pueden ser tratamientos de hidratación y revitalización con ácido hialurónico y vitaminas o radiofrecuencia para recuperar una piel sana y cuidada.