Preventiva

Una buena información sobre la higiene bucodental y un estudio previo es en lo que se basa la Odontología preventiva.

Para conservar una dentadura sana toda la vida es necesario comenzar, desde los primeros años de vida, con una serie de hábitos de salud. Una dieta adecuada y cepillarse lo dientes es fundamental para evitar la aparición de enfermedades durante la infancia y durante la adolescencia. Prevención y diagnóstico precoz son, pues, los pilares de la medicina preventiva y las enfermedades de la boca no son una excepción.

El control de la ingesta de determinados alimentos es otro aspecto a tener en cuenta. Es importante lo siguiente:

  • Existen sustancias que poseen un alto potencial cariogénico como la sacarosa y la glucosa.
  • Productos pegajosos, como chicles con azúcar o caramelos azucarados.
  • Tomar azúcar refinado es menos aconsejable que el azúcar moreno.

En estos casos, los beneficios de una odontología preventiva serán mayores cuanto antes pongamos en marcha un programa preventivo o más rápidamente detectemos la enfermedad.

No dude en visitar nuestra clínica si desea recibir información sobre la odontología preventiva que ofrecemos a nuestros clientes.