Plasma Rico en Plaquetas

El plasma enriquecido con plaquetas o PRP para tratar la caída del pelo es uno de los tratamientos con más presente y futuro en la medicina capilar debido a su eficacia terapéutica en la regeneración celular otorgando resistencia, fuerza y grueso al cabello.

El plasma rico en plaquetas se deriva de la sangre humana. Se obtiene mediante la extracción de pequeñas cantidades de sangre del propio paciente, seguido de centrifugación para separar los componentes. Como el plasma rico en plaquetas se deriva de la propia sangre del paciente, no hay riesgo de rechazo o reacciones alérgicas. Una porción rica en plaquetas recogidas se inyecta directamente en la zona a tratar. Cuando se asocia con los trasplantes de cabello (terapia coadyuvante), el PRP se puede inyectar tanto en la zona receptora como la zona donante para acelerar el proceso de cicatrización. El uso de este tratamiento consigue estimular las células responsables del crecimiento del cabello y revertir el proceso de la miniaturización de los pelos en las zonas donde se aplica. Como resultado, podemos ver un cabello más resistente, fuerte y grueso.

El número de sesiones y su periodicidad dependen de las características del cuero cabelludo y del grado de caída de cada paciente, pero generalmente se recomiendan 3 sesiones el primer año y continuar el tratamiento de mantenimiento con 1 o 2 sesiones anuales durante los siguientes años. En cada sesión de PRP necesitará estar aproximadamente una hora en el centro (teniendo en cuenta la extracción de sangre, la centrifugación y las infiltraciones).

PRGF de BTI (Biotechnology Institute) es un sistema patentado y único que posee todos los certificados sanitarios necesarios a nivel internacional, lo que lo sitúa como la técnica más segura y de mayor calidad del mercado en la actualidad. El tratamiento se realiza en la consulta, sin necesidad de quirófano, siempre cumpliendo las condiciones de seguridad Impuestas por la Agencia Española del Medicamento (AEMPS).

Dejar un comentario